LaSantaBiblia.com.ar

Ezequiel 27



1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 32 33 34 35
36 37 38 39 40 41 42
43 44 45 46 47 48  


Elegía sobre Tiro

1*Me fue dirigida la palabra de Yahvé, en estos términos: 2“Tú, hijo de hombre, canta sobre Tiro una elegía; 3y di a Tiro: Oh tú que estás sentada a la entrada del mar y comerciabas con los pueblo: de muchas costas, así dice Yahvé, el Señor:

4Tiro, tú decías: «Yo soy de perfecta belleza».

Tus dominios están en el corazón del piélago;

tus constructores hicieron perfecta tu hermosura.

5*De los abetos de Sanir

fabricaron toda tu armazón;

para hacer tu mástil

tomaron un cedro del Líbano.

6de las encinas de Basán hicieron tus remos;

labraron tus bancos de marfil

con incrustaciones de madera de boj,

traída de las islas de Kitim.

7De lino recamado de Egipto eran tus velas,

que te servían de bandera;

jacinto y púrpura de las islas

de Elisá formaban tu toldo.

8Los habitantes de Sidón y de Arvad

eran tus remeros,

y tus sabios que estaban en ti, oh Tiro,

te servían de pilotos.

9Los ancianos y los más peritos de Gebal

te asistían para reparar tus hendiduras;

todas las naves del mar, con sus marineros,

estaban a tu servicio

para el intercambio de tus mercaderías.

10*En tu ejército servían como guerreros tuyos

los hombres de Persia, de Lidia y de Libia,

que colgaron en ti sus escudos y morriones;

y ellos te dieron esplendor.

11*Los hijos de Arvad y tu ejército, velaban sobre tus muros en todo tu contorno; y los de Gamad que estaban en tus torres, colgaban sus escudos alrededor de tus muros, coronando tu belleza.

12*Tarsis traficaba contigo porque en ti había abundancia de toda suerte de riqueza; con plata, hierro, estaño y plomo pagaban tus mercaderías. 13*Javán, Tubal y Mósoc comerciaban contigo; traían a sus mercados esclavos y objetos de bronce. 14Los de la casa de Togormá te daban a trueque de tus mercancías caballos, corceles y mulos. 15*Los hijos de Dedán hacían negocios contigo; muchas islas formaban tu clientela; te daban en cambio colmillos de marfil y ébano. 16Siria ejercía el comercio contigo, a causa de la multitud de tus productos; cambiaban tus mercaderías por carbunclo, púrpura, obra recamada, lino fino, corales y rubíes. 17Judá y la tierra de Israel eran tus clientes, llevaban a tus mercados trigo de Minit, perfumes, miel, aceite, y bálsamo. 18Damasco tenía intercambio contigo, (pagándote) la abundancia de tus productos y la multitud de todas tus riquezas con vino de Helbón y lana de Sáhar.

19*Vedán y Javán de Uzal daban por tus mercaderías hierro labrado; casia y caña aromática había en tus mercados. 20*Dedán te vendía sillas de montar; 21Arabia y todos los príncipes de Cedar mantenían tráfico contigo, dándote en cambio corderos, carneros y machos cabríos. 22Los mercaderes de Sabá y de Rama comerciaban contigo; con los más exquisitos aromas, con toda suerte de piedras preciosas y con oro pagaban ellos tus manufacturas. 23Harán, Cané y Edén, los comerciantes de Sabá, Asiria y Quelmad traficaban contigo; 24te vendían objetos de lujo y mantos de jacinto recamado; tapices de diversos colores, liados con cuerdas fuertes, se hallaban entre tus mercaderías.

25Las naves de Tarsis eran tus intermediarios

para (mantener) tu tráfico.

Así te henchiste y te hiciste muy gloriosa

en medio del mar.

26*Pero aunque tus remeros

te condujeron por muchas aguas,

el viento solano te ha destrozado

en el seno del mar.

27Tus riquezas, tus mercancías, los productos de tu mercado,

tus marineros y tus pilotos,

tus calafates y los agentes de tu tráfico,

todos los hombres de guerra

que en ti se hallaban

y todo el gentío que estaba en medio de ti,

cayeron en el abismo del mar

el día de tu caída.

28Al estruendo de los gritos de tus pilotos

se estremecerán las playas,

29y todos los que manejan el remo,

bajarán de sus naves;

los marineros y todos los pilotos del mar,

saltarán a tierra.

30*Levantarán su voz sobre ti y se lamentarán amargamente;

echarán polvo sobre sus cabezas

y se revolcarán en ceniza.

31Por tu causa se raparán la cabeza

y se ceñirán de cilicio;

y te llorarán con amargura de alma,

con dolor amarguísimo.

32En su dolor entonarán sobre ti una elegía

cantando de ti:

«¿Quién como Tiro?

¿Quién como la que (ahora) yace silenciosa

en medio del mar?

33Con las ganancias de tu comercio marítimo

hartabas a muchos pueblos;

con la abundancia de tus riquezas y de tus mercancías

enriquecías a los reyes de la tierra.

34Quebrantada por el mar estás ahora,

sepultada en lo profundo de las aguas,

ha cesado tu comercio

y todo el gentío que te llenaba.

35Todos los habitantes de las islas se espantan de ti;

sus reyes quedan atónitos,

se les ha demudado el rostro.

36Los comerciantes de los pueblos te silban;

has venido a ser un objeto de pasmo

y ya no existirás por los siglos».”



* 1. “El profeta nos ofrece en este capítulo una hermosa elegía de la ciudad comercial y navegante, bajo la imagen de una rica nave, y nos describe el comercio de Tiro con todos los pueblos conocidos, todos los que figuran en la tabla etnográfica de Génesis 10 (Nácar Colunga).

* 5 ss. Sanir: otro nombre del monte Hermón (Deuteronomio 3, 9). Basan, (versículo 6): la región septentrional de Transjordania, rica en encinas. Kitim: Chipre y las islas del Mediterráneo; San Jerónimo traduce Italia. Elisá (versículo 7): Grecia. Sidón y Arvad (versículo 8): ciudades fenicias, dependientes de Tiro, lo mismo que Gebal (versículo 9).

* 10. Colgaron en ti sus escudos: Cf. Cantar de los Cantares 4, 4. En vez de Libia dice el texto hebreo Pur, tierra desconocida de África.

* 11. Los de Gamad (en hebreo “gammadim”). San Jerónimo vierte pigmeos y anota que la voz hebrea “gammadim”, correspondiente a pigmeos, aquí significaría hombres valientes. Conviene, sin embargo, tomarla en sentido primitivo. Recientemente, en 1942, soldados americanos descubrieron en esa región sepulcros de pigmeos, de los cuales antes no se sabía nada. Se ve en este caso una vez más la importancia de la Biblia como fuente histórica. Muchísimos datos bíblicos, y precisamente los más discutidos, han sido comprobados por las excavaciones arqueológicas que, cada vez más, contribuyen a comprender el Libro divino.

* 12. Tarsis: San Jerónimo vierte Cartago, colonia de Tiro, fundada en el siglo VII a. C. Se refiere más bien a España u otro lugar de las costas del Mediterráneo occidental, donde los fenicios explotaban las minas. Desde este versículo en adelante vemos un verdadero alarde de opulencia, con toda una erudición sobre las industrias de la época. Desde el versículo 27 veremos el “sic transit!”

* 13 s. Javán (jonios): Grecia. Tubal, Mósoc, Togormá: países del Asia Menor y del Cáucaso. Véase 38, 2 y 6.

* 15. Dedán: tribu árabe, cuyas caravanas transportaban las mercaderías de la India a la ciudad de Tiro, la cual las repartía entre los países del Occidente.

* 19. Vedan y Javán de Uzal: Texto dudoso. La Vulgata dice: Dan, Grecia y Motel. De los tres nombres el primero es desconocido, si no es idéntico con Waddán. entre Medina y La Meca. “Javán, para muchos Grecia, para otros un punto de Arabia meridional. Uzal: según la tradición árabe sería la actual capital del Yemen; otros, un punto no lejos de Medina; otros, Izaallam” (Bover-Cantera).

* 20 ss. Dedán: véase nota 15. Cedar (versículo 21): región del norte de Arabia. Sabá y Rama (versículo 22): situadas en el sur de Arabia. Harán (versículo 23): al norte de Mesopotamia. En esa misma región han de buscarse los demás países aquí mencionados.

* 26. El viento solano, o, como traduce la Vulgata, el viento del Austro es muy peligroso en el Mediterráneo. Cf. Hechos 27, 4 y 12 y notas. Aquí es figura de Nabucodonosor.

* 30 ss. Señales de luto acostumbradas entre los pueblos de Oriente. Hay en este pasaje, como lo muestra Gramática, muchas expresiones semejantes a las que se usan para la Babilonia apocalíptica (cf. Apocalipsis 8, 11-19; Salmo 136, 8 y nota). Véase 26, 1 y nota.